La fecundación, el primer paso de la creación del ser humano

Anuncios Patrocinados

La fecundación es uno de los procesos más populares y demandados en la sociedad actual, y es que se trata de la unión del óvulo y espermatozoide que tiene lugar en las trompas de falopio. Este proceso se conoce con el nombre de fecundación, también conocido como singamia, y por norma general se produce de forma natural, es decir, mediante la copulación en el cual el hombre deposita el semen dentro de la vagina de la mujer y una vez en el interior se produce el encuentro entre ambas células de carácter sexual.

Además de los métodos naturales hay que decir que actualmente tenemos a nuestra disposición otras alternativas en este sentido, siendo la fecundación in vitro una de las más conocidas. En este caso, el proceso de fecundación tiene lugar fuera del cuerpo de la mujer y para ello es necesario extraer óvulos después de un control hormonal exhaustivo. La fecundación in vitro es una excelente opción para aquellas personas que tengan dificultades para tener hijos de forma natural, y es que son muchas las razones por las cuales una persona no es fértil.

La fecundación

¿Cómo se produce la fecundación?

Después de conocer algunas características generales del concepto de la fecundación, vamos a conocer todos los detalles que hacen posible esta unión entre las células sexuales.

Una vez se produce la eyaculación dentro de la vagina de la mujer, millones de espermatozoides son atraídos por una sustancia que emite el ovocito, de forma que recorrerán el cuello del útero en busca del óvulo que se encuentra en las trompas de Falopio. A pesar de la poca distancia que hay entre la vagina y las trompas de Falopio se estima que el tiempo en producirse el encuentro entre el espermatozoide y el óvulo es de unos 50 minutos aproximadamente.

Una vez se produce el encuentro entre óvulo y espermatozoides, estos buscarán entrar dentro de la célula sexual femenina, y en caso de producirse la fecundación, es decir, si el óvulo se fecunda pasará a llamarse cigoto, que descenderá desde la trompa de Falopio hasta el útero, lugar en el cual se gestará el bebé durante un espacio de tiempo de nueves aproximadamente.

¿Por qué es difícil la fecundación?

Son muchas las personas que se sienten impotentes al ver como pasado el tiempo no consiguen la fecundación. En este caso el primer consejo es someternos a un chequeo médico que nos confirme que no tenemos ningún problema relacionado con la esterilidad, y es que existe un colectivo de personas que no pueden ser fértiles por una gran variedad de razones (poca movilidad de los espermatozoides…).

Una vez que hayamos descartado estas razones hay que saber que la fecundación no es una tarea sencilla, y es que el ambiente tanto de la vagina como del útero es muy hostil para los espermatozoides, por lo que es necesario la presencia del moco cervical, una sustancia que produce el óvulo y que deberá ser transparente y resbalosa que hace la función de alimento para el espermatozoide y será clave para la subsistencia de la célula sexual masculina hasta llegar al óvulo.

Causas de la infertilidad

Como ya hemos explicado anteriormente son muchas las causas por las que no es sencilla la fecundación, en este sentido podemos destacar los problemas de esterilidad, que pueden afectar tanto a hombres como a mujeres.

La infertilidad femenina puede deberse a diferentes casos, especialmente cuando los ovarios tienen problemas a la hora de producir óvulos o bien por tener problemas de desplazamiento desde los ovarios hasta el útero. En este sentido, las mujeres que más posibilidades de padecer infertilidad son aquellas que padezcan de diversos trastornos tales como obesidad, mala alimentación, diabetes, trastornos de coagulación, edad avanzada o de enfermedades relacionadas con el tiroides entre otras cosas.

Por otra parte y en el caso de los hombres hay que decir que los problemas de fertilidad se deben principalmente a la baja calidad y número de espermatozoides, que al igual que sucede en las mujeres puede deberse por una gran variedad de trastornos como el tabaquismo, impotencia o anomalías congénitas.

Consejos para un mayor éxito en la fecundación

Actualmente tenemos a nuestra disposición todo tipo de estrategias y consejos que nos serán de gran ayuda a la hora de tener mayor número de posibilidades en una fecundación. A continuación vamos a conocer una serie de conductas muy recomendables para aquellas personas que deseen ser fecundadas:

  1. Mantener relaciones sexuales con una frecuencia de cada 2-3 días: Uno de los principales errores en los usuarios es pensar que mantener numerosas relaciones aumenta las posibilidades para el embarazo, sin embargo hay que decir que es mejor espaciar estos encuentros con el objetivo de no reducir la calidad del semen y el número de espermatozoides.
  2. La posición ideal para la fecundación es la mujer debajo en el momento de la eyaculación y seguidamente tendrá que aguantar unos minutos boca arriba y con las piernas ligeramente hacia arriba con el objetivo de facilitar la entrada de los espermatozoides en el interior de la vagina y en el cuello uterino.
  3. A pesar de que existen rumores que dicen que hay períodos infértiles, lo cierto es que eso no es así ya que cualquier día es fértil y válido para la fecundación, sin embargo hay que decir que hay una serie de días que hay más posibilidades de producirse la fecundación y son los días 8 al 16 tomando como referencia el primer día del ciclo menstrual.
  4. Finalmente, la tranquilidad emocional es uno de los aspectos a tener en cuenta a la hora de conseguir una fecundación exitosa, por lo que es importante encontrar el momento ideal en este sentido.

En resumen, la fecundación es uno de los momentos más importantes y es que estamos hablando del inicio de la creación de un ser humano, por lo que es muy recomendable conocer información de utilidad en este sector.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *